Forrar un molde con doble papel


Para evitar que los pasteles de frutas con tiempos de cocción largos se quemen, utiliza el forrado doble.

 

 

 

 

Dobla un trozo de papel para horno por la mitad y envuelve el molde con él. Márcalo y corta el extremo 2 cm más largo que la circunferencia.

 

 

 

 

Corta dos círculos de papel para la base del molde y coloca uno en el fondo del molde. Realiza cortes a lo largo del borde doblando el papel.


 

 

 

 

Inserta el papel con el extemo cortado hacia abajo dentro del molde. Cúbrelo con el otro círculo. Engrasa y espolvorea el molde con harina siempre que se indique en la receta.

 

 

 

 

Dobla una hoja de papel parafinado, papel acartonado o papel de periódico por la mitad en sentido longitudinal y envuelve el molde con él. Átalo con hilo o cinta adhesiva.